La oportunidad perdida de Hollywood

Las películas son una buena manera de atraer la atención de las personas hacia episodios de la Historia. Normalmente los films adolecen de rigor histórico o se permiten licencias un tanto atrevidas. Sin embargo, logran dar visibilidad a hechos del pasado que pasan a percibirse de una forma amena y atractiva, fácil de digerir. Los personajes más ilustres, las batallas más relevantes, los acontecimientos épicos han sido llevados a la gran pantalla. ¿Todos? Bueno…todos no. Los africanos, más concretamente, no.

Digo los africanos porque del resto de continentes siempre podemos encontrar algo, aunque sea tan manido como las películas de samuráis por lo que a Asia respecta.

De África también hay películas, por supuesto, pero éstas siempre se centran en sus tragedias y desgracias, en los episodios más desoladores de su historia contemporánea. Hotel Rwanda, El último rey de Escocia, Diamantes de Sangre…todos tienen un denominador común: se muestra un África sumida en las tinieblas, con sus gentes presas de un salvajismo incomprensible. El África necesitada de la mano salvadora del hombre blanco.

Todo esto, además de las películas sobre Mandela –que parece ser el único africano íntegro del continente, además de Paul Rusesabagina, por supuesto-, es lo que acaba percibiendo el espectador. Se crea una imagen definitoria de un continente que, en todo caso, sólo haría referencia a una pequeña porción del mismo.

Con esto no quiero decir que no deban hacerse películas sobre temas tristes o dramáticos. La tristeza es un compañero demasiado pertinaz y aparece más de lo que nos gustaría, pero es una realidad insoslayable. Sin embargo, hay otras realidades que merecen ser contadas y que pueden resultar igual de atrayentes, o incluso más, que las tragedias de pérdidas humanas.

Sólo necesitamos mirar a la Historia del continente para encontrar una infinidad de posibilidades. Y no me refiero a la historia africana que suele contarse, aquella que empieza con la colonización, sino a la anterior.

Por poner un inicio, quizá situar el punto de partida en el año 1235 no sería una mala idea. Ese año se decidió la suerte de gran parte del África Occidental. En Kirina (actual Mali) se libró la batalla entre las tropas de Sumaoro Kanté y Sunyata Keita. Éste último resultó victorioso y devino el fundador del gran imperio de Mali. En torno a esta historia se podrían hacer infinidad de películas. Una biografía de Sunyata, por ejemplo, daría lugar a un film con toques épicos, dramáticos, felices e incluso fantásticos. La historia de un hombre cuya madre es vilipendiada por su aspecto físico, cuya propia discapacidad le impide caminar hasta los siete años, que debe vivir en el exilio durante años y que, tras una vida llena de obstáculos, al fin logra aunar los esfuerzos de multitud de pueblos diferentes, vencer a la fuerza más temible de la época y fundar el imperio más ilustre de África. Esta es una historia que, a la fuerza, resulta atractiva.

De la misma época podríamos hablar también de la epopeya de Tiramaghan, el general de Sunyata que conquistó Senegambia y que legó en esos parajes la cultura mandinga.

Unos siglos después, cruzando la curva del Níger, se erigió otro gran conquistador: Sonni Ali Ber, cuyo imperio – el Songhay- acabó arrebatando a Mali sus provincias orientales.

Siguiendo en la misma zona del Sudán Occidental, las batallas de los guerreros mosi (actual Burkina Faso) serían otro tema a tener en cuenta. Además de esto, en Mali no sólo destacó Sunyata. ¿Qué diríais de una película de ficción que tratara las expediciones que Aboubacar II hizo hacia el Atlántico? ¿Cómo naufragaron sus barcos? ¿Hasta dónde llegaron? La historia de este mansa fue contada por Mansa Musa durante su peregrinaje a La Meca, la cantidad de oro que portaba su comitiva alimentó la avaricia europea y ha servido para que recientemente se hable de él como el hombre más rico de la Historia.

Otro mansa cuya vida merece ser contada es Sakura. ¿Cómo es posible que un esclavo de la corona llegase a ser emperador de Mali? De hecho, Sakura salvó al imperio de una situación dinástica peliaguda.

En el vecino Songhay, tras las conquistas de Sonni Ali Ber, podríamos hablar de la dinastía Askia que introdujo cambios profundos en la manera tradicional de gobernar en el Sudán Occidental. Por no mencionar lo cinematográfica que resulta la batalla de Tondibi (1591) en la que tropas hispano-marroquíes acabaron a golpe de cañón con las tropas songhays. La caída de este imperio alimentó la iniciativa de otro mansa, Mahmud IV, cuyo imperio se encontraba en franca decadencia, de intentar una contraofensiva hacia Djenné que resultó en su muerte y las de sus tropas.

Si pasamos al África Oriental, en estos años podríamos hablar de Gran Zimbabwe o de Abisinia, un reino cristiano al sur de Egipto.

La llegada de los europeos a las costas africanas daría también mucho juego: las primeras intentonas portuguesas por penetrar en el continente en busca del oro de Mali, sus fallos y el inicio del intercambio pactado. Las dos embajadas enviadas por Portugal a la corte del emperador. El inicio del proceso que llevaría a las provincias costeras de Mali a independizarse completamente del poder central y que estimularía un intercambio desigual que pronto concernió a las propias personas.

El tráfico de esclavos y sus dimensiones sociales en África. Los estados depredadores que surgieron, los cambios en las mentalidades, las atrocidades cotidianas que tiñeron de sangre las tierras africanas. ¿Por qué ocurrió? ¿Cómo afectó al desarrollo histórico africano?

Podríamos hablar de la confederación Ashanti, del reino de Kaabu en Senegambia, de Segu o Kaarta en la curva del Níger, de

Dahomey y su ejército de amazonas, de Benin y el golfo de Biafra, de Angola y el Kongo. Éste último sería una fuente de historias especialmente prolífera. Un reino africano que se abrió demasiado al comercio europeo, cuyos soberanos en un punto decidieron adoptar costumbres que no eran propias, religiones ajenas y nombres extraños. Un estado que se desestructuró poco a poco, que vio como en el intercambio que habían pactado fue su propia gente la que acabó zarpando encadenada hacia América.

Más tarde, las revoluciones musulmanas del siglo XIX serían un buen tema que explotar. ¿Fueron una reacción a centenares de años de presión esclavista? ¿Cómo alcanzaron el poder Osmán dan Fodio, el Sheiku Ahmadu Bari o el Hadj Omar?Después podríamos hablar de la lucha portuguesa por el Índico, de la prosperidad y dinamismo de las ciudades swahili y de la caída del imperio de Monomotapa por razones similares a las de su vecino congolés.

Otro terreno interesante sería el de las resistencias a la conquista colonial, la lucha del imperio itinerante de Samori Touré, tío abuelo de Sekou Touré, frente a las tropas francesas.

Las posibilidades parecen infinitas. Aquí dejo una lista de otros personajes o episodios que habría que considerar:

–          El genocidio Herero por parte de la Alemania del II Reich.

–          Koly Tenguella: fundador del imperio fulbé, que asestó un golpe de gracia a Mali y extendió su dominio en las montañas del Futa Djallon.

–          Biton Coulibaly: fundador del estado predador de Segu

–          Da Monzon Diarra: faama, soberano de Segu, de dinastía esclava, cuyas incompetencias han sido ocultadas y los logros de otros asimilados a su figura.

–          Behanzin: líder de Dahomey que se enfrentó a los franceses.

–          La reina Nzinga, cuya lucha contra los portugueses es uno de los episodios más solemnes de la historia del África Central.

–          La llegada de los jesuitas a Etiopía, cómo fueron acogidos y qué sociedad se encontraron

–          Los ataques portugueses a las islas swahili de la costa oriental.

–          El imperio de Kanem-Bornú, a orillas del lago Chad, contemporáneo de Mali y que pervivió hasta el siglo XIX.

Ya veis, África no sólo tiene historia desde hace 100 años. Algunos podrían argumentar que a nadie le interesa la historia de África, que el producto nacería muerto, pero la realidad es que el potencial narrativo e inspirador que nos brinda el continente es inagotable. No hace falta interesarse en historia de Grecia para que Alejandro Magno te llame la atención, no es necesario ser un estudioso de Roma para disfrutar de episodios como el de Espartaco.

¿Pondrá Hollywood algún día su mirada sobre la historia africana? La verdad, creo que es algo que sólo ocurriría si un director africano, consciente de la profundidad de su propia historia, se decidiese a contarla al mundo. Pero como esto parece algo poco probable, al menos a corto plazo, Hollywood sigue perdiendo una oportunidad de oro para explorar nuevos horizontes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

windumanothsite.wordpress.com/

Revista de Género Fantástico

Crossroads

Investigating the unexplored side of multilingualism in Casamance

Postgrads from the Edge

Opinions, about Africa, from Edinburgh

TRIP DOWN MEMORY LANE

Blog sobre Historia del África Negra y diario de viaje

QUAND LE VILLAGE SE REVEILLE

"Quand le village se réveille" est un projet de collecte et de diffusion de traditions et de la culture malienne à travers des images, des audios, des vidéos, et textes et des témoignages des sages: la culture malienne à la portée de tous à travers les TIC.

BodhiRoots

articulando el porvenir en base al pasado

Huellas de Kuma

Blog sobre Historia del África Negra y diario de viaje

Los conflictos silenciados de África

Blog sobre Historia del África Negra y diario de viaje

LitERaFRicAs

Simplemente literatura

wirriyamu

Prêts pour la révolution, la lutte continue!

África no es un país

Blog sobre Historia del África Negra y diario de viaje

Bridges from Bamako

life in a budding West African metropolis

República de Bananas

Blog sobre Historia del África Negra y diario de viaje

Aprender sobre África

Blog sobre Historia del África Negra y diario de viaje

Por fin en África

Blog sobre Historia del África Negra y diario de viaje

Afriteca: la biblioteca de África

Blog sobre Historia del África Negra y diario de viaje

Srkurtz Face & Body Health

Blog sobre Historia del África Negra y diario de viaje

EL ARMARIO DE YAÏVI

Blog sobre Historia del África Negra y diario de viaje

"Amplio mundo mi ciudad"

Blog sobre Historia del África Negra y diario de viaje

A %d blogueros les gusta esto: